Plenilunio (Eterno lunes pleno)


La luna rige mi universo. Agua imantada de fluir mágico. Arrastrar de latido constante, fluctuante.

Desaprender. Saber que odiar los lunes es solo otra atadura establecida. Amar los lunes. Cuando el tiempo se detenga en el murmullo cósmico del satélite, solo los lunáticos serán felices.

El tiempo es un subterfugio del hombre ansioso o melancólico: del insatisfecho. El feliz sabe que el tiempo es quimérico por definición. Más allá del espacio y del tiempo, la vida es. El resto es un invento de los frustrados.

El mar se lleva lo superfluo: solo lo esencial permanece. Vivir guiados por la brújula perfecta con la certeza de que llegaremos a buen puerto. Todo está bien. Todo estará bien. Dejarse mecer por la magia de las mareas. Saberse energía que retorna incansable. Saberse nada para abarcarlo todo. Celebrar la fuerza lunática que nos conforma.

 Lunes eterno: eterno plenilunio.

 Plenilunio eterno: vivir pleno.


Una respuesta a “Plenilunio (Eterno lunes pleno)”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: